El café

El café es la bebida que me atrevería asegurar que todo el mundo a lo largo de su vida al menos una vez lo ha probado. Sobre él se podría escribir un libro entero, con sus beneficios, recetas, tipos de café, etc. Pero por no extendernos mucho aquí te vamos hacer un pequeño resumen de su origen, tipos de café, recetas, beneficios y tips para preparar un buen cafecito.

Origen

La leyenda dice que un pastor de Etiopía, vio un comportamiento extraño en sus cabras, brincaban, saltaban y tenía más energía de lo normal, y todo esto siempre después de comer los frutos del arbusto cafeto.

Kaldi llevo los frutos del cafeto a un monasterio cercano. Lon monjes lo infusionaron y al probarlo y descubrir su desagradable sabor lo tiraron a la hoguera, y es ahí donde descubrieron si agradable aroma. Sacaron los granos tostados de la hoguera y volvieron a infusionarlo y ahí ya descubrieron en tan preciado sabor del café.

Tipos de café

  • Según su tueste
    • Natural. Estos granos al tostarse no se le añade ningún ingrediente adicional, por lo que tienen el aroma y sabor más puro.
    • Torrefacto. En este caso, al tostarlos se les añade azúcar que se derretirá y envolverá cada uno de los granos, haciendo así que el amargos del mismo aumente.
    • Mezcla. Es una mezcla de granos naturales y granos torrefactos

Recetas con café

Beneficios del cafe

En los últimos años, numerosos estudios científicos han revelado las propiedades del café y han confirmado que su consumo moderado beneficia a la salud de las personas.

  • Contiene nutrientes imprescindibles: 

El café contiene nutrientes esenciales para nuestro organismo, como antioxidantes, vitaminas B2 y B5, magnesio o potasio, entre otros. Muchas de las sustancias que contiene favorecen a la memoria, el ánimo e incluso a los tiempos de reacción.

  • Mejora el rendimiento físico: 

Es una ventaja para los deportistas, la cafeína que contiene estimula al organismo y esto puede incrementar los resultados físicos. Beber café, con moderación, antes e incluso después de realizar ejercicio físico reduce la sensación de fatiga y te ayuda a estar en forma.

  • Ayuda a quemar grasas:

Si tu objetivo es adelgazar, beber café antes de hacer deporte ayuda en la pérdida de grasa con el esfuerzo durante el ejercicio.  En este caso, hay que mencionar el café verde, es el origen natural del grano y mantiene todas sus propiedades. Es depurativo y diurético y aporta un alto nivel de energía. Es saludable y ayuda a adelgazar de forma rápida y con notables resultados.

  • Ayuda en la prevención de enfermedades:

Muchos estudios han confirmado que la gente que consume café tiene menos riesgo de padecer patologías como la diabetes, enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer, depresiones o infartos y puede reducir el riesgo de cáncer.

  • Mejora la salud cardiovascular:

Reduciendo hasta en un 41% las posibilidades de sufrir un infarto de miocardio (por supuesto, siempre y cuando llevemos una vida saludable).

  • Reduce los niveles de azúcar en sangre:

Disminuyendo, a su vez, el riesgo de sufrir diabetes de tipo 2.

  • Reduce las posibilidades de sufrir Alzheimer:

U otras enfermedades neurodegenerativas, como pudieran ser el párkinson.

  • Se trata de un estimulante natural:

Que mejora nuestro estado de ánimo, así como el físico y reduce los niveles de depresión en casos leves.

  • Analgésico natural:

Para casos como el dolor de cabeza. Al igual que la manzanilla u otras infusiones tienen este efecto, el café también lo causa.

  • Diurético y laxante:

Por lo que es ideal para dietas (especialmente si tomamos café verde), para personas que tienen problemas de retención de líquidos o para personas estreñidas.

Cómo preparar un buen cafe

Vamos a darte algunos consejos y guiarte paso a paso para que puedas preparar el mejor café:

  1. Utiliza un café natural, deja de lado el torrefacto o el de mezcla. Si puedes darte un capricho, escoge la variedad arábica.
  2. Si puedes, muélelo tu mismo, evitarás que parte de los aromas se pierdan con el tiempo.
  3. El molido del café tiene que ser más grueso cuanto más tiempo vaya a estar en contacto con el agua.
  4. Utiliza un agua de calidad para prepararlo, es tan importante utilizar un café de calidad.
  5. La taza también es importante, escoge una taza cerámica preferiblemente blanca y con forma cónica, para que el café caiga con delicadeza sin salpicar.
  6. Nunca dejes que se enfríe y mucho menos vuelvas a calentarlo, los aromas y el sabor varían.
  7. La mejor forma de apreciar todo el aroma y sabor es tomándolo solo, pero no por ello dejes de disfrutar de las bebidas con café que más te gustan.

Esperamos haberte ayudado y para más consejos, recetas o noticias sobre tu hogar, no dudes leer el resto de nuestras entradas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.