¿Cómo quitar rayones de la vitrocerámica?

Vitroceramica

Si eres de los que utiliza la vitrocerámica como encimera o te gusta sacudir la cazuela encima de ella estos trucos te van a venir de maravilla. Aquí vas a descubrir como quitar los rayones de la vitrocerámica con trucos caseros.

Es normal que al terminar de usar la vitrocerámica le des con una bayeta o un estropajo para quitarle la suciedad. O incluso uses un producto para que quede todavía más brillante, pero hay veces que aun así ves que no ha quedado del todo bien y que está rallada.

No desesperes, que cuando acabes de leer estas líneas vas a saber cómo dejarla como nueva.

Es normal que al terminar de usar la vitrocerámica le des con una bayeta o un estropajo para quitarle la suciedad. O incluso uses un producto para que quede todavía más brillante, pero hay veces que aun así ves que no ha quedado del todo bien y que está rallada.

No desesperes, que cuando acabes de leer estas líneas vas a saber cómo dejarla como nueva.

TRES TRUCOS CASEROS

El primer truco, el más conocido y el que recomiendan los profesionales te va a sorprender (y mucho), es usar ¡PASTA DE DIENTES! Limpia la vitrocerámica como te indicaba arriba: jabón, estropajo, bayeta y si fuera necesario rasqueta, asegurándonos que dejamos la vitrocerámica sin suciedad incrustada. Con un paño seco y limpio vuelve a darle para que veas con claridad dónde están esos pequeños rayones. Aplica pasta de dientes en la bayeta y con movimiento circulares vete dándole a todas las zonas dañadas. Coje de nuevo una bayeta limpia y húmeda y pásala para quitar los restos de pasta de dientes que haya y evitar que se queme cuando vuelvas a encender la vitro.

Otro producto que tenemos todos en casa es el amoniaco. Mezcla ½ litro de agua con 20ml de amoniaco, empapa un trapo y pásalo en toda la superficie de la vitrocerámica en movimientos circulares, tantas veces como creas necesarias hasta que veas desaparecer todos los rayones.

Y para concluir, el ultimo truco es utilizar un limpiador de metales. Vierte un poco del producto en un disco de algodón y haz exactamente lo mismo que en los otros dos trucos, movimientos circulares. Cuando hayas acabado pasa un paño húmedo para eliminar los restos que hayan quedado.

¿Tres trucos bien sencillos verdad? Pues ya sabes cómo quitar rayones de la vitrocerámica en menos de 5 minutos y la mantendrás brillante e impecable durante mucho más tiempo.

Y para más consejos, recetas o noticias sobre tu hogar, no dudes leer el resto de nuestras entradas. Y si lo que quieres es estrenar nueva vitrocerámica no dudes en visitar Etendencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.